Cuando comienzas una relación, todo es maravilloso, pero a veces las cosas no salen cómo esperábamos y las relaciones se rompen. Es algo natural y habitual, cada día multitud de parejas terminan y todavía nadie ha muerto de amor, así que no te preocupes porque el tiempo todo lo cura.

Seguir leyendo artículo en rolloid.

También te puede interesar:  10 Extrañas mutaciones genéticas que seguramente no sabías que existían y que son casi imposibles de tener