10 momentos del cine que fueron realmente desagradables. Jennifer Lawrence se comió un pescado crudo