10 veces en que los titulares fueron demasiado exactos e incluso absurdos o mal escritos