12 extraños momentos que casi matan de un infarto a alguien. Y no había nada de qué temer