Valora este artículo para mejorar la calidad de este sitio ...
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Uno de los pequeños placeres que toda mujer tiene el gusto de experimentar cada día es el momento de llegar a casa y quitarse el sujetador. Es una sensación tan gustosa que no se puede explicar con palabras. Te sientes liberada, por fin, de esa prenda que llevaba molestándote durante horas.

Seguir leyendo artículo en rolloid.