15 Ejemplos de cuando un corte de pelo funcionó mejor que una varita mágica