15 veces que las famosas cambiaron la comodidad por el glamour. Rihanna disimuló el dolor sonriendo