Todos tenemos nuestros profesores favoritos. Todos tenemos profesores a los que odiamos. Y luego, independientemente de nuestra propia postura, muchos de nosotros tenemos profesores a los que simplemente respetábamos, nos gustaran o no, no importaba. Los respetábamos por lo que hacían.

Seguir leyendo artículo en BoredPanda.

También te puede interesar:  Esta estúpida clienta china no se dio cuenta de que la cajera entiende chino mandarín