«Es cosa de niños». Es la típica respuesta de un adulto para quitarle hierro a las trastadas que más de una vez suelen hacer los peques de la casa. O para esconder una sonrisa, o unas lágrimas, porque si algo consiguen siempre los niños con sus ocurrencias es… ¡sorprendernos!

Sus…

Ahora puedes leer el artículo de La Voz del Muro sobre 24 travesuras que hicieron reír a los niños y llorar a los adultos.

También te puede interesar:  ¿Orar o Actuar?

Seguir leyendo artículo en LaVoz del Muro.