5 Razones por las que nuestras abuelas siempre se ponían una rodaja de cebolla en los pies