Durante una discusión, es demasiado fácil hacer daño a otra persona con una palabra hiriente, o un acto poco meditado. Es posible que posteriormente nos perdone… pero también puede ocurrir que el rencor acompañe durante mucho tiempo a esa persona, complicando futuras conversaciones.

Seguir leyendo artículo en Difundir.
También te puede interesar:  Humor: 15 Personas comparten fotos viejas para demostrar que antes se envejecía más rápido