A 12 pisos de altura, su gato escapó por la ventana. Valiente, arriesgó su vida para ir a rescatarlo