A días de que nazca su bebé, Meghan Markle y el príncipe William están planeando mudarse a Botswana