A los 19 años logró comprarse una casa propia gracias a su empleo en McDonald’s. Todo ella sola