A los 7 años murió Honey Bee, la gata ciega y montañista. Exploraba el mundo con su olfato y gusto