A sus 106 años esta señora nunca ha parado de bailar. Prohíbe que usen la palabra “vejez” con ella