Abandonó su trabajo como profesora para dedicarse a su OnlyFans. Ya ha ganado 1 millón de dólares