Tomarse un minuto para ayudar a alguien que lo necesite no es algo tan difícil. Sé que vivimos en un mundo ajetreado, nos faltan horas, pero un gesto generoso, aunque sea pequeño, podría alegrar a cualquiera. Incluso a ti mismo. 

En Alvin, Texas en Estados Unidos, una guardia de la escuela…

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre Abraza fuerte en el suelo a niña con autismo que sufría en la escuela. Necesitaba ese consuelo.

También te puede interesar:  Ningún perro merece sufrir de ansiedad: mejora su salud con este sencillo truco

Seguir leyendo artículo en UpSocl.