Abuela se sentó en un bloque de hielo y posó para la foto. Una ola llegó y se la llevó en su trono