Madurar y crecer no significa necesariamente perder el niño que se lleva por dentro. Porque muy bien se pueden afrontar situaciones de gran importancia con la madurez de un adulto, pero cuando es necesario también se pueden disfrutar los momentos con la inocencia de un chiquillo.

Eso lo sabe…

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre Abuelita mexicana celebró sus 84 años con temática de quinceañera. Pudo cumplir su sueño de joven.

También te puede interesar:  Ahora podemos confirmar lo que siempre supimos: los perros entienden todo lo que les decimos

Seguir leyendo artículo en UpSocl.