Abuelo japonés pasea diariamente con su tortuga, Bon-chan. Es su compañero desde hace de 20 años