Aburridos de los robos, vecinos de una localidad paraguaya se uniformaron y harán su propia justicia