Adele compró una nueva mansión que podría estar embrujada. Es muy impresionante, también tenebrosa