Adoptó a un perrito abandonado con un tumor cancerígeno. «Thanos» merece sentir amor antes de morir