Afroamericano estuvo 19 años preso por una violación que no cometió. Él había salvado a la mujer