Agricultor asegura que fechas de vencimiento en alimentos son mentira. Una técnica para vender más