Agricultor del Tibet fue contratado por agencias de viaje como modelo. Su simpatía lo hizo famoso