Al “niño Oxxo” le prohiben grabar en estos locales comerciales. No supieron valorar un buen “Hmmm”