Al ser rescatado, su futuro se veía muy negro y triste. Pero su olfato le hizo entrar a la policía