Albañil fue sorprendido con abrazo de perrita en su primer día de trabajo. Quería besos y jugar