Alcalde mexicano hizo llorar a niña con obesidad. Faltó empatía y hoy ella se niega a ir al colegio