Alguien afirma que todas las mujeres tienen una peca en mitad de la muñeca, y la gente comienza a alucinar