Alumnos recibieron a su profesor después de 8 meses en quimioterapia. Todo luchador merece aplausos