Amoroso pececillo se cruza ante una cámara submarina y la repleta de “besos”. Estira su pequeña boca