Anciana estadounidense de 107 años celebra tras vencer al COVID. Es la segunda pandemia que derrota