Anciana paralizada de 79 años sobrevivió 3 días bajo tierra. Su propio hijo la había sepultado viva