Anciano de 94 años fabrica cada año más de 300 juguetes de madera para niños pobres. Un hombre noble