Como ya se ha dicho, las ciudades no están hechas para acoger animales. Los que no tienen la fortuna de pertenecer a una “raza” o vivir en una linda casa, sufren y deambulan en las calles. Es una triste realidad, que los obliga a convivir con el maltrato, la violencia, el hambre y la sed….

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre Anciano se cruza con un perrito sediento y le da de beber con sus propias manos. Un gesto de bondad.

También te puede interesar:  Perro esperó a su dueño durante 3 días afuera del hospital. Nadie le avisó que había fallecido

Seguir leyendo artículo en UpSocl.