Anónimo pagó la cuota de adopción de todos los perros de un refugio. Los ayudó a encontrar un hogar