Anya Taylor-Joy protagonizará una película de terror ambientada en el glamoroso Londres de los 60s