Aparentemente hemos estado comiendo hamburguesas de forma incorrecta toda la vida: Se comen al revés