Frente a la oleada de reclamaciones y conflictos contractuales entre clientes, socios y proveedores de diferente bandera, el arbitraje internacional ha cobrado protagonismo como método de resolución eficaz sin pasar por la jurisdicción ordinaria.

La pandemia del Covid-19 está ocasionando pérdidas millonarias en la mayoría de sectores e industrias. Al desplome de la demanda se ha sumado la incertidumbre, clave de esta litigiosidad creciente, a la que reaccionan ya distintos órganos de mediación, como la Corte de Arbitraje de Murcia, que el pasado 19 de mayo implementó medidas para facilitar los arbitrajes ante el boom previsto por el coronavirus.

Porque al colapso de los hospitales por la crisis sanitario ha seguido el de los tribunales, motivo por el que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha impulsado procedimientos extrajudiciales en la resolución de conflictos, como el arbitraje internacional. Y es que "hablar de seguridad jurídica es hablar de arbitraje", ha afirmado Bernardo Cremades, socio fundador de B. Cremades & Asociados, bufete madrileño con amplia experiencia en arbitraje nacional e internacional.

En este procedimiento se combinan elementos del derecho consuetudinario y del derecho civil, otorgando libertad a las partes involucradas para resolver su disputa a través de un tribunal arbitral o de uno o varios árbitros. Aparte de su flexibilidad, el arbitraje internacional destaca por su inmediatez y calidad de resultados, que tienen la misma legitimidad y seguridad jurídica que cualquier sentencia judicial.

La experiencia del bufete responsable de gestionar este recurso es un valor añadido. Despachos como B. Cremades & Asociados han intervenido "en más de 350 procedimientos arbitrales de todo tipo", como explica su equipo de abogados, que además "asesora al cliente antes, durante y después del procedimiento arbitral".

También te puede interesar:  #FoieGrasEspañol en Navidad. Un producto típico, para una Navidad atípica

El arbitraje nacional e internacional también es garantía de neutralidad, tan necesaria cuando las partes involucradas pertenecen a nacionalidades y/o continentes distintos. Delegar la resolución del litigio en un órgano arbitral, es decir, en un tercero imparcial, reduce fricciones entre los contendientes y agiliza el laudo.

Por supuesto, es indispensable disponer de "un equipo de abogados de perfil internacional" que permita "prestar asesoramiento en materias tanto del sistema de derecho civil como del sistema anglosajón", de acuerdo al bufete B. Cremades & Asociados.

La demanda de procedimientos arbitrales se explica, además, por su elevada confidencialidad. En la mayoría de los casos la publicidad que acompaña a los procesos judiciales es perjudicial para la imagen corporativa de las partes litigantes.

B. Cremades & Asociados, bufete referencial en materia de arbitrajes, subraya la importancia del prestigio del órgano arbitral, resultado de una "amplia experiencia en el manejo de procedimientos internacionales que involucren más de una jurisdicción o sede arbitral".

Acerca de B. Cremades & Asociados
B. Cremades & Asociados es un reconocido despacho de abogados de Madrid. Fundado en 1969 por el Profesor Bernardo M. Cremades, este bufete se ha especializado en derecho internacional y de negocios y hoy es un referente en el mundo hispanoparlante en materia de arbitrajes entre inversores y Estados.

Contacto de prensa
B. Cremades y Asociados, S.L.
Dirección: Calle Goya, 18 (Planta 2),
28001 – Madrid (España)

100 arbitrajes internacionales al alza por el boom de litigios derivados del covid 19 - Arbitrajes internacionales, al alza por el boom de litigios derivados del Covid-19 

Tags: arbitrajes internacionales, b. cremades & asociados, b.cremades y asociados, boom de litigios derivados del covid-19, cremades