Argentina legalizó autocultivo de cannabis con fines terapéuticos. Buscan aprovechar sus beneficios