Ariana Grande posó al natural para Vogue. Sin maquillaje, habla del momento más crítico de su vida