Artista libanesa crea potente escultura de las cenizas que dejó la explosión en Beirut. Un homenaje