Así de llenas se ven las playas de Acapulco para la época de fiestas. La crisis sanitaria no es tema