Así lucirían los personajes de Disney si fuesen unos golosos. A Aurora le encanta el helado