Atropelló a un pollito sin querer con su bicicleta. Ocupó todos sus ahorros en pagar un veterinario