Barrendero crió solo a su hija y ella logró convertirse en médica. Los dos cumplieron un sueño