Bastó un poco de lluvia para que este árido desierto se llenara de flores. Serán 4 meses de ensueño